El rincón de pensar. En Adviento, ponemos las mejores intenciones

Cierto día, un niño pequeño preguntó a su madre: “Mamá, ¿por qué miras más el móvil que a las otras cosas que tienes delante y más cerca?”. Esta pregunta impactó profundamente a la madre, que desde entonces decidió no coger el móvil cuando estaba con el niño y decidió dedicarle ese tiempo solo a él y a las cosas que tenía cerca.

Al empezar el tiempo de Adviento nos podemos preguntar en qué ponemos nuestra atención, a quien esperamos y cómo lo esperamos. La liturgia de Adviento nos ofrece un camino de atención alegre y esperanzada, pues nos prepara: “Mirad, Dios viene”. Viene a partir de lo cotidiano para poner esperanza, buenos deseos y reconocer en los acontecimientos de cada día los signos del Amor de Dios, o si no, de cómo los podemos mejorar. La oración personal y también comunitaria fortalece nuestras mejores intenciones.

Aquesta entrada ha esta publicada en El racó de pensar. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.